Qué hacemos

areas

[editar plantilla]

Situación[editar]

La ausencia de políticas sostenidas e integrales y la adversa evolución del mercado inmobiliario hace que incluso para aquellos casos en los que se habían producido avances, el regreso sea más que probable: los gitanos aún siguen teniendo más hijos que la media de las familias españolas y si las parejas jóvenes ya no tienen posibilidades de acceder a viviendas, reaparecen fenómenos de hacinamiento, rebrote de chabolismo, ocupación de viviendas, etc.

Por otra parte los barrios que no se equipan y en los que no se invierte, se produce un deterioro, no sólo en las viviendas, sino en los procesos de integración y de convivencia y en último extremo son abandonados por aquellos que tienen oportunidad, convirtiéndose en nuevos guetos y espacios de exclusión.

Además, la actual situación de crisis económica y carencia de empleo también a afectado negativamente a las familias gitanas, que se ven perjudicadas por la radical modificación de la política crediticia de las entidades bancarias y por las dificultades existentes para cumplir pagos de alquileres, hipotecas, etc.

La persistencia del chabolismo y la infravivienda, el deterioro y la degradación que sufren las viviendas y el entorno en el que estas se ubican, el hacinamiento o la falta de garantías para el acceso de las familias gitanas más desfavorecidas a la vivienda pública, son algunos de los aspectos que hacen de esta cuestión una de las más prioritarias para garantizar la promoción de la comunidad gitana.

VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL DE ÁREAS